fbpx

Los modelos de negocio han crecido últimamente, cada vez el emprendimiento y la independencia económica es más frecuente en las personas. De hecho, la pandemia del Covid-19 generó una crisis económica en la que el desempleo incrementó significativamente y muchas empresas se vieron obligadas a cerrar sus puertas.

Por lo tanto, los modelos de negocio toman un protagonismo en un sistema económico cada vez más versátil. Las plataformas digitales, las criptomonedas, los negocios independientes, y diversas formas de generar ingresos se vuelven relevantes en la actualidad. 

Por eso en este artículo te contaremos sobre un modelo de negocio que cada vez toma más fuerza; las franquicias. Y lo más importante, te daremos algunos consejos o tips para que puedas identificar si se trata de una buena.

¿Qué es y cómo funciona una franquicia? 

Una franquicia puede definirse como un modelo o formato de negocio donde existen dos partes interesadas, el franquiciante y el franquiciado, el franquiciado adquiere una serie de bienes o servicios del franquiciante, y este a su vez, le transmite los conocimientos y las herramientas necesarias para que el negocio comience a generar ingresos.

Las franquicias pueden adquirirlas personas naturales o jurídicas, y existen diferentes tipos. En otras palabras, las franquicias funcionan cuando se paga a una marca o nombre para que puedas comercializar, vender o utilizar su nombre y los dos se vean beneficiados. Mientras uno expande su nombre o negocio, el otro empieza a generar ingresos con la marca adquirida. Pero ¿cuáles son las franquicias rentables y cómo saberlo?

1.  El mito del Retorno de Inversión

El primer mito que debes dejar atrás es que lo más importante es conocer el Retorno de Inversión. Aunque es un dato que debe interesarte pues te dice el tiempo en el que recuperarás tu inversión, no debe ser lo único para evaluar el negocio. 

La clave es la rentabilidad. Es decir, cuanto te va a dejar el negocio. 

De nada sirve que el ROI sea de seis meses, si la rentabilidad es tan baja que tendrás que vender altos volúmenes para realmente poder verlo como una inversión y no como un ingreso extra.

2.  Analiza su sostenibilidad local

Para que una franquicia pueda llegar a ser rentable es necesario analizar e interpretar el contexto en el que se mueve, es decir, si dónde se encuentra contempla y satisface las necesidades de su público objetivo. Pueden existir franquicias globales como McDonald o Burger King, pero es necesario ver el valor que pueden llegar a costar y lugar donde se va adquirir.

Por ejemplo, en Colombia pueden llegarse a adquirir franquicias locales desde los 10 millones de pesos y el incremento de inversionistas crece cada año, ya que puede que el valor de inversión no sea muy grande, pero son negocios que se mueven muy bien en el contexto local.

3.  Conocer los intereses

Entre ambas partes interesadas, es necesario aclarar los términos. Los contratos de franquicias tienen diferentes enfoques y conocer los intereses de los involucrados es clave para que la rentabilidad y las ganancias sean mayores. 

Saber a qué atenerse, los beneficios y desventajas que puede acarrear a la hora de invertir en una franquicia es clave para el desarrollo de la misma. Por lo tanto, conocer el contrato de franquicia en su totalidad es muy importante.

4.  Conocer el panorama

Interpretar, estudiar y conocer el panorama de una franquicia puede determinar su rentabilidad. Al igual que otros consejos, puede que sea lógico el estudiar todo lo que alguna franquicia pueda brindar, sus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (DOFA). Nadie quiere arriesgar su capital, por ende, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones antes de realizar cualquier inversión.

  • Estudiar la competencia
  • A quien venderle, cómo y de la manera más creativa e innovadora
  • Contemplar los riesgos y establecer un plan de contingencia ante posibles caídas o perdidas económicas
  • Saber en qué se puede ahorrar y en qué si invertir

5.  Ver con tus propios ojos

Otra forma de saber si una franquicia es rentable es ir personalmente para analizar la situación con tus propios ojos. Visita algunas filiales de la franquicia para descubrir qué resultados se han alcanzado.

Habla con algunos de los franquiciados, muchos estarán dispuestos a compartir su experiencia personal. De esta forma puedes adaptar tu proyección, creando una expectativa compatible con la realidad del mercado. 

Siempre ten en mente el mejor escenario posible y también el peor. 

Recuerda siempre salir de todas las dudas que tengas acerca del negocio, sin importar que tan sencilla o compleja sea. Y lo más importante, piensa siempre en encontrar un aliado que te apoye también durante el desarrollo de tu franquicia, el primer socio de tu franquicia es tu marca. 

¿Ya conoces nuestro modelo de franquicias? ¡Da el gran paso con nosotros!

Abrir chat