Las finanzas personales tienen cada día más fuerza en nuestra sociedad, pues influyen en cualquier aspecto de nuestra vida, sea social, psicológico o familiar. 

Para muchos suele ser un dolor de cabeza tener que revisar los números en la cuenta bancaria, los ahorros o las deudas. De hecho aunque no estemos pasando por un mal momento financiero, ordenar nuestros gastos requiere disciplina y esfuerzo si lo que buscamos es conseguir alguna meta. 

Si lo vemos históricamente, hace apenas algunos años el Banco Mundial aseguró que de 10 personas solo dos tenían la capacidad para responder ante una emergencia médica u otro gasto inesperado.

Y para 2020 según un análisis del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, menos del 55 % de los hogares en Colombia tiene capacidad de ahorro, lo que evidencia la situación actual que viven millones de personas en el país. 

La situación para muchos se ha hecho difícil, además en esta época de incertidumbre, manejar las finanzas personales se ha convertido en un gran desafío para todos. Sin embargo, contar con una buena planificación y entender el alcance de nuestros gastos y deudas abren el camino a una mejor salud financiera. 

¿Jinetes del Apocalipsis de las finanzas? 

Seguramente puedes estar preguntándote que tiene que ver este tema con nuestras finanzas, ya que cuando hablamos de jinetes del Apocalipsis seguramente pensamos en peste, guerra, hambre y muerte  los cuatro jinetes bíblicos que representan la llegada del Apocalipsis. 

Sin embargo, algunos expertos han definido los 4 jinetes como aquellas señales o situaciones que indican que tu situación financiera está al borde del colapso. Así que presta atención porque en términos terrenales podrían darte una clave acerca de lo que debes mejorar.

  • No analizar nuestra capacidad de pago

Suena lógico pero a muchos nos pasa, cuando tu banco te ofrece una una ampliación de tu línea de crédito o  te ofrecen un crédito extra para algún tipo de uso.  

El primer paso es entender que el crédito no es dinero adicional, evita obtener créditos por un monto mayor del que soporte tu capacidad de pago, ya que estarás poniendo en riesgo tus finanzas y vivirás con la peste de las deudas por mucho tiempo. 

  • Poca adaptación financiera

Cuando tienes un aumento de sueldo puedes percibir que tienes mucho dinero en los primeros meses, sin embargo ¡no te dejes engañar! porque pronto te sentirás igual que antes a menos que programes bien tus gastos. 

Si pasa lo contrario seguramente también deberás adaptarte a tener un flujo de ingresos menor, por eso debes siempre replantear si estas usando tus recursos adecuadamente, ya que aun cuando tengas un ingreso mayor puedes restringir el nivel de gasto e incluso incluir un hábito de ahorro. 

  • ¡Los créditos no son la solución! 

Cuando tus ingresos no alcanzan a cubrir tus gastos es momento de parar y analizar. Ten mucho cuidado con los créditos amistosos. 

Según datos de la Superintendencia Financiera, los desembolsos en crédito de consumo con plazos superiores a cinco años son hoy el 35 por ciento, 10 puntos porcentuales más que una década atrás. Algo muy preocupante, además porque los colombianos se están endeudando para irse de vacaciones y  no para bienes de larga duración. 

Si tus ingresos no alcanzan para cubrir tus gastos y destinas más del 30% de tu ingreso al pago de una deuda, tienes un serio problema.

Lee también Lo que nadie te ha contado para mejorar tus finanzas personales| Infopan

  • Un descanso a tus finanzas

Si eres de los que hace pagos mínimos a tu tarjeta de crédito cada mes, estás cometiendo un gran error, pues el costo de tu crédito puede multiplicarse y también el tiempo que tardarás en pagarlo. Pero ese no es el peor escenario, porque si además incumples con el pago mínimo es una clara señal de que debes darle un descanso a tus finanzas. 

Recuerda que los intereses moratorios de tus créditos  generarán una bola de nieve que sólo podrás parar con un milagro divino o con una reestructura dolorosa y agresiva.

Si quieres sanear tu situación financiera y acabar con estos 4 jinetes del apocalipsis financiero, debes tener un compromiso verdadero, lo importante es tener voluntad y asumir la responsabilidad del pago. 

Recuerda que más adelante lo agradecerás y lo agradecerá tu bolsillo. 

¿Ya conoces infopan y su modelo de franquicia low cost! ¡Conócenos! 

Abrir chat